Remedios naturales para combartir el insomnio

La Bodega del Colchón
26 abril, 2018

¿Sabías que tenemos muchas opciones naturales para mejorar cómo dormimos?

Para activar nuestra hormona reguladora del sueño, la melatonina, esa hormona tan caprichosa de satisfacer para algunos, estas son las soluciones que la naturaleza nos ofrece:

  1. Taza de leche. Beber una taza de leche calentita con miel y una pizca de canela en polvo, es ese consejo de la abuela que muchos llevamos a cabo. Es un método simple que básicamente ayuda a relajarse gracias al momento de desconexión que proporciona una bebida calentita antes de dormir. La leche además es fuente de triptófano, un aminoácido que interviene en la formación de la serotonina, que a su vez, regula la melatonina, la conocida como hormona del sueño.
  2. Lavanda. Esta planta es considerada tradicionalmente un relajante natural, aunque en realidad, sus efectos van más en el sentido de que proporciona un ambiente relajante: su delicioso aroma recuerda al Mediterráneo. La lavanda presenta varias  usos:  1) A veces dormir acompañado de un buen aroma influye en el descanso, por ello, un remedio natural para dormir bien es poner una ramita de lavanda debajo de la almohada; 2)  Tomar una infusión que puedes comprar o hacer; y 3) Aceite esencial de lavanda.
  3. Zumo de cereza. Uno de los remedios caseros para dormir rápido es el zumo de cereza porque hace elevar los niveles de melatonina, lo cual resulta perfecto para anular el insomnio, o  problemas del jet lag.
  4. Valeriana. Esta hierba tiene eficacia probada científicamente para mejorar el sueño y relajarnos y aliviar los nervios. Muchos de los remedios para el insomnio que se venden en la farmacia contienen valeriana. La valeriana se puede tomar también en infusión que se puede comprar o preparar en casa. Ahora bien, la valeriana como infusión se suele encontrar combinada con otras hierbas, ya que por sí misma su sabor no es muy agradable.
  5. Manzanilla. La infusión de manzanilla tiene muchas propiedades: relajación muscular, ayuda a la digestión. Si quieres hacer tu propia infusión de manzanilla puedes usar las flores secas de la manzanilla con agua hirviendo y listo. Y si quieres le puedes agregar un poco de miel o exprimir un poco de limón. Todas estas opciones son excelentes remedios caseros para dormir bien toda la noche.
  6. Tila. En un experimento llevado a cabo por el Instituto Nacional de Psiquiatría en México, se encontró que la tila es un efectivo sedante y ansiolítico. Una infusión de esta planta te relaja y ayuda a mejorar la calidad del sueño. También tiene propiedades antiespasmódicas y combate la tensión muscular.
  7. Lechuga. Prepárate para dormir como en un lecho de… lechugas: una infusión de lechuga puede ayudarte a conciliar el sueño y dormir mejor, además de aliviar dolores ligeros, pues contiene un par de sustancias con efectos sedantes y analgésicos, explica un estudio publicado en el Journal of Ethnopharmacology.
  8. Flores de naranjo. Según la Dr. Ying-Ju Chen, de la Universidad Providence en Taiwán, las flores de naranjo o azahares, tienen un poderoso efecto ansiolítico y relajante, de manera que ayudan a dormir mejor. Toma una infusión de estas flores o inhala el aceite esencial durante unos minutos antes de ir a la cama.
  9. Lúpulo. Todo el mundo sabe que el lúpulo es uno de los ingredientes principales de la cerveza, pero lo que no todo el mundo conoce es que tradicionalmente se ha usado como calmante del nerviosismo, el estrés y el insomnio.  Existen infusiones y otros remedios naturales para el insomnio que contienen lúpulo.

Importante: Esto son algunos de los remedios tradicionales y naturales más comunes para dormir bien. No obstante, probar alguno de estos remedios caseros para dormir no quiere decir que el insomnio se vaya a esfumar, a veces el tema es más complicado y hay que averiguar la causa de los problemas de sueño.

 

Fuentes: http://dormidina.com/remedios-caseros-naturales-para-dormir-bien/
https://holadoctor.com/es/%C3%A1lbum-de-fotos/10-remedios-naturales-para-combatir-el-insomnio